Donación

¿Apoya nuestro trabajo? Haga una aportación a PROA Salvará vidas.

Somos amigos de

Julia ADOPTADA.

Julia fué arrojada por encima de la valla de nuestro albergue, ahora es Julita y muy feliz.

Julia fué arrojada por encima de la valla de nuestro albergue, ahora es Julita y muy feliz.

 

Cuando la encontramos apenas se movía, presa del dolor y el frio. El/la bestia que la arrojó por encima del vallado no se preocupó del daño que podía causar ni tampoco del peligro que pudiera correr al otro lado. Afortunadamente fue a caer lejos del alcance de los perros y sobrevivió hasta que la encontramos por la mañana.

 

Como fruto de la caida sufrió severos daños en su columna vertebral que le han dejado secuelas de por vida. En un principio temimos que se hubiera quedado paralitica, pero con la fuerza de un felino y la ilusión de un cachorro logró salir adelante y, aunque tiene unos andares muy particulares, Julita corre y juega como un felino más.

Ahora vive en una familia con Ana, Jose y sus padres... ah, y con un hermanito mayor de diez años!!!

 

Mucha suerte Julita!

 
María Sánchez Fuentes (Sanchezfuentesmaria@gmail.com)
Que ilu verla tan grande! la tuve acogida cuando entró en proa, no sabía si iba a poder mover las patas de atrás, pero con las de alante iba como una moto, tenía muchas ganas de juerga y se ganó el apodo de "trepariscos". un día movió una patita de atrás y me dió un vuelco el corazón, se fué recuperando hasta estar bien y poder ir al albergue donde la vería más gente y encontraría familia pronto. un lametón mu gordo para mi julita treparriscos!

« Volver